El péndulo hebreo

El péndulo hebreo tiene dos polos, uno liso y otro estriado y puede funcionar de dos formas distintas, la radiestésica para diagnosticar y la radiónica para sanar. El péndulo utiliza el poder de radiación de las palabras en Hebreo.

El Hebreo, el Sánscrito, el Chino Mandarín, el Árabe y el Quechua son idiomas ideográficos o “Solares”. Son idiomas que nombran y con ello crean. Los otros idiomas se dice que son “Lunares” y lo que hacen es describir las cosas.

En los idiomas ideográficos en muy poco espacio (el dibujo de una palabra) se mete mucha información. Por ejemplo en chino la palabra MORAL se representa con ideogramas cuyo significado es “caminar como si 10 ojos te estuvieran mirando”. Cuando un chino mira este ideograma sabe el significado auténtico de la palabra MORAL, mientras que en nuestro idioma u otro que sea lunar, si nadie te lo enseña o no lo buscas en el diccionario, no lo puedes saber.


¿Cómo funciona?

Esta técnica realiza una limpieza energética que sana los bloqueos y disfunciones o enfermedades que padecemos.

El péndulo Hebreo trabaja sobre el cuerpo electromagnético (Aura), limpiando las “morbosidades energéticas” (miasmas), corrigiendo así la información que dio origen a la enfermedad.

La Miasma puede llegar a expresarse a través de los cuerpos mental, emocional y etérico y llegar finalmente al cuerpo físico. La Miasma es la pre-forma de la enfermedad, puede ser adquirida durante la niñez o por una mala experiencia ya de mayores.

Este péndulo también señala cuando el desequilibrio ha sido producido por energías densas y externas en proceso de evolución (magias).

Contacto

Envíanos un email

[email protected]
Síguenos